cover-blog.jpg

ÚNETE A LA COMUNIDAD

KAIZEN CREATORS

Trabajar desde casa siendo autónomo 🤔



Últimamente se habla mucho de trabajar desde casa. Llevo 2 años siendo consultor por mi cuenta, y esta es mi experiencia como autónomo del "home office".


Contexto

Uno de los motivos que me hizo querer ser autónomo, era lo mal que me sentaba la rutina de ir siempre a la misma oficina, a las mismas horas, con las mismas personas... Si tuviera que ponerle palabras, diría saturación, cansancio y aburrimiento.


Sin embargo, los días que podía trabajar desde casa, eran una bendición. Tenía mi espacio, mi organización, y podría trabajar prácticamente sin barreras.


CASA Y AUTÓNOMO

Los primeros días/meses, me parecía todo muy guay. Podía organizarme a mi gusto, elegía el mejor espacio para trabajar y sentía que mi tiempo cundía mucho más que en cualquier oficina.


Sin embargo, no tardé en encontrar pegas, y voy a nombrarlas:

  1. El trabajo puede llegar a ser obsesivo. Si te gusta lo que haces (y prácticamente es un requisito indispensable siendo autónomo) es fácil que se convierta en una obsesión. Cuando tu casa, un espacio típicamente para la relajación, el cuidado y el descanso, pasa a ser tu espacio de trabajo, de motivación, de actividad, es posible confundir el espacio y su propósito, y perder los límites de lo personal y lo profesional.

  2. La soledad puede llegar a pesar. Me encanta lo que hago, y no me importa pasar largas horas concentrado. Sin embargo, llega un punto en que perder el contacto social durante tanto rato, puede sentirse como una carencia o como que algo está mal. Sobretodo si se tiene un trabajo que el contacto con los clientes es muy limitado; diferente es en los autónomos que requieren de un contacto directo.

  3. La saturación es previsible. Este punto también depende del espacio que se disponga. En mi caso, que vivo en un piso pequeño, no existe una separación tan grande entre espacios, por lo que finalmente todo el hogar termina siendo uno. Cuando las actividades cotidianas se mezclan, y no recibimos diferentes impulsos, es probable que nuestra mente y cuerpo se saturen con facilidad.

CÓMO AFRONTARLO



Para mí, ha habido diferentes soluciones para afrontar en qué espacios ejerzo mi dedicación siendo autónomo.

  1. Trabajar siempre en lugares distintos. Nunca había explorado tantos espacios para trabajar y concentrarse. Me gusta variar en función de lo que me apetece, y cada espacio me aporta algo distinto. Encuentro muy excitante y emocionante decidir cada día dónde voy a trabajar. De hecho, me sería difícil asumir el coste de un espacio coworking (además que me limitaría a un único espacio) y por ello he creado una lista de #FreeLands , espacios en los que trabajar sin tener que pagar ni un euro.

  2. Encontrar compañía de vez en cuando. Sí, hay mucha gente en la misma situación, dispuestos a encontrar espacios comunes y compartir dedicación y experiencias. ¡Para mí es una bendición tener a tantos "compañeros de profesión"!

  3. Solo trabajo desde casa en días puntuales. Hay días que tengo un estado de ánimo más bajo o que simplemente mi cuerpo me pide un mayor descanso, y agradezco enormemente poder trabajar desde mi habitación o incluso el sofá. Son días de espacial mimo en los que la productividad queda en un segundo plano.


Y tú, ¿te has encontrado en una situación parecida? ¿Te ha supuesto un reto adaptar el espacio de trabajo siendo autónomo?


#FreeLands #freeland #emprededor #Barcelona #LugaresBarcelona #nomadadigital #Espacios #Cafeterias #Cafes #Bibliotecas #Restaurantes #coworking #Trabajo #Reunión #Estudiar #Autonomo #Freelance #gratis #sinpagar #nómadas #libre #homeoffice #trabajar #casa #trabajarencasa #trabajardesdecasa

27 vistas0 comentarios